Periódico: “El Anárquico”. N° 12, Junio-Julio 2016.

13924953_315119758820432_4250578330829719426_n

En este número:

Ningún Respeto a la Iglesia ni a sus símbolos de sufrimiento y esclavitud. Artículo sobre el ataque a la iglesia de Cumming y la reacción social ante los hechos.

“Todo lo que se pueda decir sobre Anarquismo es muy valioso”! Entrevista a Osvaldo Escribano, Segunda parte.

Autonomía de las prácticas cotidianas. Datos para aprender y pensar nuestras vidas fuera del consumo y el mercado.

Se cierran las puertas. Permiso para la tortura. Sobre la tortura al interior de las comisarías.

Contra el patriarcado, escritos y refexiones sobre la estructura patriarcal y diversos sucesos relacionados.

Aprobación de mega proyecto Octopus, Cierre al zoológico y más en el interior…

 

Periódico
Año: Junio-Julio 2016

Numero: 12
Precio
$300 sugerido

Anuncios

Periódico: “El Sol Acrata” n°32, Agosto 2016.

portada-sol-c3a1crata-32

¡Quiten sus cámaras de nuestras vidas! ¡Abajo el terrorismo estatal!

Este número contiene:

Editorial: Una propuesta. / Columna de opinión: Divagaciones. / Artículos: Control preventivo de identidad. Las nuevas viejas formas de dominar. – Apuntes sobre el extractivismo: ¡Por la liberación de la Tierra y en contra de sus nocividades! – Vientos de libetad: Una iniciativa feminista.  – El mundo es pequeño pero está lleno de solidaridad. / Abajo las jaulas; contra el sistema carcelario: Felipe Durán ya está en las calles! – Solidaridad con Machi Francisca Linconao. Actividades, breves, reseñas y más… 

 

Periódico anarquista
Antofagasta, región chilena

Año: Agosto 2016

Numero: 32
Precio
Voluntario

 

Periódico disponible: Anarquía y comunismo n°5

anarquia-y-comunismo
En este número:
– Salidas democráticas y el callejón sin salida
– Apuntes críticos (en contra) de la democracia
– Afilando las palabras: Comunización (Parte I)
– “No es lo mismo pero es igual”: anarquía y comunismo (Luigi Fabbri)

 

*****************************
[…]
Contra la política, contra la democracia
Nuestra época es la de la impotencia del individuo, de su soledad y de su incapacidad de incidir en su propio medio. El individuo capitalista, el productor-comprador de mercancías que se relaciona con su mundo a través del intercambio de estas (intercambio que a su vez  se reproduce con independencia de la voluntad de los individuos) no es sino el ciudadano demócrata que se relaciona con su vida política mediante el voto o en la vida organizativa de la política separada. En efecto, el capital y la democracia actúan como producto y a la vez reproductor de la destrucción de los vínculos sociales reales e imponiendo al individuo separado como única relación social posible.
No es de extrañar que desarrollada hasta este punto la alienación y enajenación del ser humano reine la sensación de que el mundo se nos va de las manos, no es de extrañar que la impotencia y la soledad sea la tónica general de esta sociedad: si nuestra única participación en nuestro mundo social es en la compra y venta de productos y fuerza de trabajo, y en el mundo político en la elección: si nuestra participación social es la otra cara del trabajo asalariado en la fábrica.
¿Podemos efectivamente contrarrestar los síntomas finales de este cuerpo enfermo si seguimos reproduciendo las causas de su enfermedad? ¿Cómo podemos pretender cambiar el total funcionamiento de este sistema social basado en el aislamiento de los individuos si seguimos pensando que nuestra sola intervención, nuestro método, nuestro programa, en tanto intervención divina de individuos por encima de la sociedad, podrá cambiar el rumbo de la sociedad completa, si seguimos pensando que lo que hace falta es que los proletarios dejen dirigirse por nuestras coordenadas, reproduciendo nuevamente la lógica de la participación pasiva-representación?
Si bien el fraude de la política separada se había visto bien y alegremente cuestionado durante el “resurgir” del movimiento revolucionario comenzando los 2000 (influenciado positivamente por la crítica situacionista muchas veces), los límites de la crítica parcial terminaron conduciendo el potencial de esta crítica a sus aspectos más banales (vida alternativa, indentitarismo, sub/contra cultura…) y terminaron por potenciar, a su vez, las nuevas versiones de la izquierda tradicional. Así como resultado a día de hoy tenemos por un lado a nuestros militantes de la vida cotidiana enfrascados en su sobrevivencia diaria en el mercado ambulante y a la neo-izquierda con look alternativo pero fiel a su estructura tradicional y tradicionalista, por ende conservadora y reaccionaria.
¡¡Y es que cuando el “revolucionario” pretende que sumando militantes a su modelo organizativo -producto directo de la política burguesa- o alzando sus quejas en tanto consumidor inconforme y aislado, es decir expresando la propia concentración de la enajenación humana, está aportando a la superación del capitalismo, no termina más que enajenando la práctica revolucionaria misma!!
 
¿Cómo salir entonces de este inmovilismo? ¿Cómo romper con la inercia histórica a la que nos condena el capital autonomizado? A esto nosotros respondemos: ¡Rompiendo con sus fundamentos!
El capital no es una creación maquiavélica, como la práctica revolucionaria no es iluminación divina: ambos representan procesos vivos y contradictorios pero que surgen de la realidad misma y su proceso histórico ¡no son creación de los individuos, sino que nacen siempre desde la sociedad! En ese sentido, lo fundamental de la dominación del capital es su autonomización respecto a los seres humanos que lo producen, o lo que es igual, que el desarrollo de las fuerzas productivas se hace independiente de los individuos que las crean y desarrollan: el hecho de que el objetivo de la producción de la sociedad no sea su propio disfrute y satisfacción, sino los de valorización y acumulación de un ente con cualidades cuasi místicas (el capital), expresa el estado de una sociedad que no es consciente ni de ella misma, ni de su producto.
Esta comprensión fundamental ha sido sustituida históricamente por el marxismo tradicional y su idea de que el desarrollo de las fuerzas productivas (en términos siempre capitalistas, obviamente) es sinónimo de socialismo (lo que les lleva a su eterna apología al trabajo y al proletario como tal, como si fuese cosa de orgullo nuestra desposesión), y gracias a esta los proletarios del último siglo y medio nos hemos seguido manteniendo en la búsqueda de otro “algo” que siempre nos es superior (primero dios, luego la economía, la nación, el partido, finalmente la “revolución”); más allá de una mera discusión filosófica, esta afirmación acerca del desarrollo humano es la portadora de su negación: el objetivo de la actividad humana debe ser el ser humano mismo.
La actividad revolucionaria entonces toma un carácter bastante distinto al que nos habían acostumbrado: se trata de la lucha de los proletarios por su autoconciencia, su autodescubrimiento en tanto fuerza creadora y del “dominio” consciente de su creación, de abrir la posibilidad de un mundo creado por y para nosotros mismos.
El proyecto de Marx es el de una historia conciente. Lo cuantitativo que surge en el desarrollo ciego de las fuerzas productivas simplemente económicas debe transformarse en apropiación histórica cualitativa.” (La Sociedad del Espectáculo, Guy Debord)
Para nosotros, entonces, la pregunta toma otro sentido y las formas pasan a un segundo plano. Se trata de transformar en la teoría y la práctica el conjunto de lo que se conoce como actividad revolucionaria; no se trata ya de “convencer a otros” sobre el rumbo equivocado en que va encaminada la humanidad, pues la evidencia está a la luz del día; se trata de potenciar las capacidades asociativas y creadoras de nuestra clase, de demostrar cómo somos nosotros quienes creamos la realidad y cómo podemos transformarla, de reencontrarnos en tanto comunidad humana y armarnos para la imposición de nuestros verdaderos intereses.
Antes de eso todo es ilusión.
La crítica de la economía política es el primer acto de este fin de la prehistoria: ‘De todos los instrumentos de producción, el más grande poder productivo es la clase revolucionaria misma’.” (La Sociedad del Espectáculo, Guy Debord)
[…]
Periódico
Editorial:
Anarquía & Comunismo
Año:
 2016
Numero: 5
Precio
Voluntario

Juan Fierro, Boletin N°1 de la Biblioteca Antiautoritaria Luis Armando Triviño

¿Por qué Juan Fierro ?

Juan Fierro, Juan Pueblo, Juan Harapo, Juan Subversivo, Luis Pirson, Luisa Soto, y quizás cuantos nombres mas, esos eran los seudónimos con los que Luis A. Triviño podía aparecer, cambiando su identidad, en el “Verba Roja”, “La Batalla”, “Acción Directa”, “Numen”, “Claridad”, etc. Tantos nombres, y un solo hombre, que con su pluma, su voz y su actuar iba:

“Haciendo reír a bobos, despertar a hombres y temblar a tiranos”.

Es por eso que este boletín lleva el nombre de Juan fierro en rescate a esos tantos sujetos anónimxs que con su verba van agitando la revuelta y la lucha contra quienes nos arrebatan la libertad, a esas mentes inquietas que no se cansan de seguir buscando medios de propaganda y se encuentran multiplicados en distintos lados y proyectos, actuando en la guerra social, a esxs tantxs Juan Harapo, Juan Subversivo, Luisa Soto, etc.

Elegimos a Juan Fierro porque encontramos que hace referencia al “fierro”, como se le llama a la pistola, llamando así a no solo propagar la palabra, sino también la acción, a no solo quedarse en el papel y la pluma, sino a la decisión de la ofensiva, por nuestra, parte acá podrás encontrar algunas reflexiones y criticas desde este humilde espacio.

bjf1
(Para ver y descargar, pinchar la imagen)

 

Disponible: “Contra Toda Autoridad” N°2

Ya se encuentra disponible en la biblioteca la segunda edición de la publicación “Contra Toda Autoridad” Publicacion Aperiodica por la insurreccion permanente, esta version corresponde a la segunda quincena de marzo, 2015.

 



Propagando la revuelta. A modo de editorial

Saludos compañerxs, volvemos otra vez a las calles, nuevamente con la intención de contribuir desde todas partes a la lucha contra la autoridad, el poder y sus relaciones.

Nos alegró escuchar y leer que varias de las reflexiones planteadas en el N°1 de nuestra publicación ya se estaban conversando por distintos entornos o aportó a una reflexión y un tensionar de una práctica ofensiva.

Agradecemos profundamente a quienes nos escribieron al email, a quienes tradujeron los textos a distintos idiomas, los difundieron, quienes nos linkearon en sus paginas buscando salir de la monótona lógica de espectadores y lectores de escritos, a quienes se hicieron parte de reflexiones y las llevaron a discutir a sus círculos con sus cercanos aportando a la continua y permanente practica de insurrección permanente.

Creemos que el avance de la lucha insurreccional tiene que tomar en consideración una multiplicidad de factores y elementos a la hora de leer la realidad, comprenderla y atacar. Todo esto entendido como un proceso lejos de la acumulación de fuerza, de la eterna espera de las condiciones maduras, sino en el permanente acto de revuelta.

Los textos y reflexiones que surgen en esta publicación, se encuentran situados en un contexto particular, el de la realidad en el territorio dominado por el Estado $hileno. Y si bien esto nunca ha sido un impedimento para la construcción de relaciones internacionalistas para el amplio debate horizontal con compañerxs de otras latitudes, sí nos parece importante remarcarlo por la urgencia que tenemos en tocar ciertas aristas de la lucha o la importancia que observamos en el desarrollo de determinadas temáticas.

Así nos encontramos con un elemento particular de la actualidad en la lucha anárquica en este territorio, con una falencia para su desarrollo multiforme. La falta de espacios y la necesidad de que surjan estas iniciativas para la construcción de nuevos lazos cómplices con compañerxs que aun no conocemos y la colectivización de propaganda e ideas de conflicto con el poder. Tratamos de abordar esta necesidad que indiscutiblemente se da tras la arremetida represiva el 2010, en el denominado Caso Bombas.

Un par de años antes de la operación Salamandra, con el continuo hostigamiento represivo a los entornos anarquistas, tras la seguidilla imparable de ataques explosivos, comenzó a surgir la fantasía de que la solución a la represión es el situarse desde el “bajo perfil”, y que con esta mágica faceta nos alejamos de la represión, de quienes son golpeados por ella y de paso podemos criticar a quienes han optado por desarrollar labores públicas de enfrentamiento al Estado. Con el pasar de los años, y ante cada maniobra policial o información difundida por la prensa, esta postura se intenta autoafirmar necesariamente en la identificación y cacería del Estado a otros compas. Analizamos y reflexionamos sobre esta realidad, como también de la imperiosa necesidad de comprender que si enfrentamos a este mundo de miserias, no podemos pretender no ser buscadxs, perseguidxs, reprimidxs y atacadxs por las distintas caras del Poder. Son la consecuencia, la coherencia de nuestras decisiones, voluntades y valores las armas que tenemos para que nuestro camino continúe, estemos donde estemos.

Pero la represión no es la misma que el año 2010, se perfecciona, se agudiza y encuentra nuevos canales donde surgir y extender el filo de su guillotina. Es ahí donde nos encontramos con las últimas modificaciones anunciadas por el Estado Chileno en materia antiterrorista. La anunciada utilización legal del Agente Encubierto requiere que hagamos un breve repaso de su uso a lo largo de la historia en Chile y en el mundo. La intención es adelantarse a la jugada represiva, saber leer los pasos que el enemigo podría dar, para que los golpes y sus jugadas no nos pillen de sorpresa. Acá no hay ánimo de denuncia, hay voluntad de comprender la realidad para construir-entre todxs- las herramientas que puedan inutilizar y hacer fracasar la utilización de estos mecanismos policiales.

Por estos días, a la fecha de salir a la calle este nuevo número, la memora vuelve a teñir la hoja en blanco con que pretenden escribir los poderosos y periodistas nuestras vidas. El 11 de diciembre de 2013 muere el compañero anarco-nihilista Sebastian Oversluij durante el asalto a un Banco Estado en Pudahuel. Nuestra memoria va con él y con todxs lxs compañerxs anarquicxs que han caído en abierto combate contra lo existente. Por eso en esta edición nos adentramos en la construcción colectiva de la Memoria Negra, como negación a la amnesia de los poderosos y a la típica martirizacion de la izquierda. Nosotrxs caminamos con nuestrxs muertxs.

Por último decidimos incluir un tema necesario para los actuales debates en función de la devastación de la naturaleza y las luchas medioambientales que se han dado en estos últimos años, su cooptación ciudadana y legalista, como también su instintivo desborde por parte de las minorías anárquicas – y otras no anárquicas-que participan en estas luchas. Nos parece interesante abordar la pregunta sobre desde qué arista, como antiautoritarixs, nos relacionamos con estos conflictos y cómo podemos enriquecer la insurrección y su potencialidad para ir más allá de la crítica puntual sobre la depredación ambiental.

Esperamos que este nuevo número de Contra Toda Autoridad sea otra vez un aporte para continuar encendiendo y conectando voluntades de confrontación con el poder.

Saludamos a todxs lxs prisionerxs de la guerra social que se mantienen firmes en la lucha, en sus decisiones y convicciones sin claudicar ni entregar espacio a la derrota y el silencio.

CONTRA TODA AUTORIDAD

Numero de paginas: 20
Formato: Revista
Distribución: Gratutita/Aporte voluntario

Disponible: “EL ANÁRQUICO” N°4 (Mayo)

Ya se encuentra disponible en la biblioteca la edición N°4 del periódico “El Anárquico”  Correspondiente al mes de Mayo.

Mayo suele estar lleno de cosas que decir y asuntos que profundizar, ya que apenas iniciando el mes nos encontramos con la conmemoración del 1º de Mayo, fecha en la que se conmemoran los hechos acontecidos el año 1886 cuando los trabajadores organizados buscaban disminuir las horas de trabajo para disfrutar más de sus vidas y apetencias, lucha que fue duramente reprimida y en la cual fueron juzgados y asesinados varios compañeros anarquistas.

Es por ello que este número busca profundizar en aquellos hechos, así como analizar y criticar aquello que llaman trabajo y que ha llegado a convertirse en un verdadero dios de las sociedades modernas.

Esta crítica nos parece más que necesaria, ya que la mayoría de las organizaciones y movimientos ven en el trabajo algo que reformar y defender como si se tratara de una condición inherente al ser humano. Sin embargo, nadie pareciera criticarlo directamente ni mucho menos poner en tela de juicio sus lógicas, costumbres y cosmovisiones.

Pero, como muchos saben, es la crítica radical a la realidad que vivimos lo que nos caracteriza a los anarquistas, sobre todo cuando de hablar sobre el trabajo se trata. En ese sentido, partimos declarando nuestro rechazo a esta forma de entender las actividades humanas y esperamos que las reflexiones e ideas entregadas en esta publicación ayuden a seguir destruyendo la cosmovisión capitalista.

Por otra parte, es necesario recordar que la madrugada del 22 de Mayo del año 2009 un compañero anarquista perdió la vida cuando se disponía a atacar la Escuela de Gendarmería de Chile. Nos referimos a Mauricio Morales, conocido como Punky Mauri, con quien nos hermanamos y cuya memoria nos parece necesario mantener viva y latente.

Además de estas temáticas, no hemos querido dejar de lado otros temas de interés y contingencias necesarias de abordar. No olvidamos a los compañeros apresados en el último tiempo ni los gestos de rebeldía de quienes actualmente se encuentran privados de libertad. La sociedad carcelaria no se detiene en su impulso represivo y hay compañeros que no pueden ser olvidados.

Finalmente aclaramos que al momento de realizar una publicación anarquista suele quedarnos la sensación de que muchas cosas se quedan en el tintero, es una sensación a veces incómoda, ya que la realidad pareciera exigirnos más palabras y más gestos. Sin embargo, interpretamos esto como signo de la buena salud que actualmente tienen las ideas antiautoritarias, las cuales día a día consolidan una honesta resistencia.

En esta edición: 

  • Editorial: Por un Mayo Anarquista y Combativo
  • ¡Solidaridad sin excusas! Juan, Guillermo y Nataly en Huelga de Hambre desde el 14 de abril.
  • Reseña de la Historia del Primero de Mayo.
  • Recordando al compañero Mauricio Morales.
  • Criticando el concepto de trabajo.
  • Balance de las Jornadas de Agitación Anticarcelaria.
  • Una mirada anarquista a la Reforma Laboral.
  • Sobre la escuela, la Guerra del Pacífico y hacer de la masacre entre Estados un juego.
Numero de paginas: 12
Formato: Periódico
Aporte sugerido: $200

Disponible: “EL ANÁRQUICO” N°2 (MARZO) y N°3 (Abril)

 

Ya se encuentra disponible en la biblioteca el periódico “El Anárquico”  de Marzo y Abril, desde ahora seremos uno de los puntos de distribución del periódico ademas de venderlo por las distintas ferias en las cuales participamos/remos.

 

N°2 “¡Ni un minuto de silencio! ¡Toda una vida de lucha por la libertad!” Marzo 2015

Hace 30 años, un 29 de marzo, murieron acribillados por balas policiales dos jóvenes miristas en la Villa Francia (comuna de Estación Central) cuando se disponían a expropiar una panadería del sector. Hablamos de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara, o los comúnmente conocidos hermanos Vergara Toledo por la conmemoración del “Día del joven Combatiente”

Este día surgió a partir del recuerdo de sus cercanos, familiares, amigos y compañeros, que se negaron a olvidar su muerte, dotando a la memoria de un significado político a través de la conmemoración. Al principio comenzó como un día de recuerdo, los vecinos se juntaban con los familiares en un acto solidario todos los ‘29 en una romería en la calle hasta el lugar donde los hermanos habían sido brutalmente asesinados.

Con el tiempo, la romería pasó a ser una marcha y también aparecieron los primeros murales alusivos a Eduardo y Rafael, sumándose al recuerdo otros nombres de caídos en dictadura, en una clara exigencia de justicia. Al año siguiente, son principalmente jóvenes los que junto a la familia realizan actividades durante toda la jornada, pero producto de la presencia policial desde la mañana en el sector, es que una vez terminados los actos esta provocación desata la violencia espontánea y muchas veces organizada. Cada vez son más jóvenes y de distintas poblaciones que se suman en un gesto solidario y de lucha, pero también el contexto recrudece por las numerosas muertes donde entre otros mueren Pablo Vergara, Cecilia Magni y Raul Pellegrin, quienes encontraron el mismo trágico destino que Eduardo y Rafael. Es por este carácter que fue tomando la conmemoración, que este día se llama “Día del Joven Combatiente”, donde se legitima la figura del joven que adopta la lucha organizada y muchas veces la violencia revolucionaria contra la dominación, a pesar del intento de la democracia y el poder por deslegitimar esta fecha en un intento de restarle sentido, recalcando la falta de coherencia de la lucha al llegar la democracia, argumentando su carácter violento y la presencia de “grupos extremistas”. El “Día de la Juventud Combatiente” es un día donde se expresa el recuerdo a quienes murieron enfrentándose al sistema tanto en dictadura como en democracia, a través de foros, actos, marchas, barricadas y de quienes se enfrentan actualmente a la dominación, cada quien a su manera y por sus propias capacidades y motivaciones, demostrando que la memoria y la lucha contra el poder se mantiene intacta, en un presente donde el silencio y la somnolencia pretenden el olvido. Esta fecha desborda una herramienta específica de lucha, ya que son muchas y variadas las formas de recordar, no existe una sola (todas son válidas), como también, la misma figura de los hermanos Vergara ha trascendido. Aunque esta fecha se instauró producto de la conmoción que produjo el asesinato de los hermanos Vergara, con el paso del tiempo la memoria se extendió a los jóvenes asesinados en “democracia”. Muchos son los nombres de los compañeros asesinados, Paulina, Ariel, Norma, Claudia, Daniel, Alex, Jhonny, Matias, Sebastián, sin olvidar la muerte en combate de Mauricio, y que se recuerdan en este día. Desde nuestra perspectiva, la memoria es una herramienta de lucha que vincula las experiencias del pasado con las del presente con el fin de generar una continuidad necesaria. Es el ejercicio por el cual pensamos y asimilamos los aprendizajes del pasado para sustentar la batalla que damos hoy en día. Y las luchas del presente por la libertad, contra toda autoridad, requieren que no olvidemos ni a los compañeros caídos en la lucha ni a los compañeros que en este momento se encuentran resistiendo en las fauces del sistema carcelario. Sin embargo, el desafío que asumimos es el de llevar la lucha más allá de esta fecha emblemática, es volverla cotidiana. Esta es nuestra propuesta. Todos los días son de lucha para tensionar nuestro cotidiano contra el calendario productivo que modela nuestras vidas. Es así como también luchamos contra la forma en que vamos conformando la pelea por la libertad. No existen días para la lucha cuando esta es el motor de nuestras vidas. Conocida es la frase que dice que la memoria es el primer paso para la acción, y si queremos plantearnos un cambio radical en nuestras vidas necesitamos pasar a la ofensiva. Por ello, quienes conformamos el grupo de El Anarquico, buscamos contribuir al fortalecimiento no solo de una fecha sino que de todas aquellas aristas que configuran la lucha por la libertad. Saludamos a quienes actualmente están presos en las cárceles del capital y fuerza a quienes iluminarán la oscuridad. Por la Anarquía y la Liberación Total.

Grupo Editorial de El Anárquico. Marzo 2015.


En la edición de Marzo: 

  • Editorial: 29 de Marzo por una Memoria Negra
  • Jhonny Cariqueo: A 7 años de tu asesinato el mejor recuerdo es seguir luchando
  • Caimanes en contra de la Megamineria: Por la vida digna y el derecho al agua
  • No queremos flores: Queremos memoria para la lucha
  • Manuel Rojas en la Barricada
  • Penta y sus regaloneos al fascismo
  • Chile, entre el desastre y el saqueo
  • Apuntes de Prensa Anarquista en la Región Chilena
  • Una historia que devuelve la fuerza y la sed de justicia: Conversación con el Director de la obra “Ramón Ramón, la Venganza Popular de Santa Maria de Iquique”
  • De Perseguidos y Asilvestrados: Acerca de la Ley de caza y de cómo un Estado encuentra su razón de ser en la matanza.

 

 

N°3 “Caminando contra la sociedad carcelaria” Abril 2015

El asunto de la cárcel no es para nada un tema sencillo, ya que la lógica de castigo que esta ha impuesto se encuentra sedimentada en lo más profundo del terreno social en el cual diariamente nos movemos. Para la mayoría de la gente la cárcel es un lugar donde se encierran a quienes representan un peligro para la sociedad, esa de la cual ellos son parte y cuyos beneficios les son agradables.

Sin embargo, basta ir sólo un poco más allá y preguntarse el porqué de la existencia de los presos y las cárceles. En realidad, usando un poco el sentido común pareciera ser fácil darse cuenta de que este sistema está realmente enfermo y que esa enfermedad suele esconderse ¿Dónde? Pues en las cárceles, allí donde van todos quienes esta sociedad desecha para que la otra parte pueda olvidarse de ellos y respirar tranquilamente como si nada tuvieran que ver con los miles de cuerpos hacinados tras las rejas.

Por otra parte, es necesario tener en cuenta que la cárcel siempre ha servido como un método para controlar a los rebeldes, encerrando y aislando a quien se atreva a levantar demasiado la voz y actuar contra el orden establecido. No estaría demás recordar a los miles de presos y presas políticos que, a través de la historia, han pasado por una celda. Es en ellos donde más se evidencia la ideología de la cárcel, pues lo que se encarcela en ellos no es sólo su cuerpo, sino también sus sueños, sus ideas y proyectos revolucionarios, los cuales no atentan más que contra el orden capitalista.

La sociedad carcelaria es una forma de organización de la vida, regida por determinadas leyes, sistemas económicos e instituciones para ordenar y controlar todas las expresiones de quienes viven bajo el dominio de su lógica. Al violar las normas de este tipo de sociedad se tiene en última instancia la posibilidad del castigo materializado en la cárcel, la violencia y también la muerte.

Esto en las últimas décadas ha sumado el avance frenético de la tecnología que reproduce el sistema panóptico, materializando la vigilancia a nivel cotidiano en la vida de todos quienes habitan los territorios del capital.

Nosotros como ácratas creemos que al tomar una posición dentro de la sociedad siempre se asumirán las consecuencias de ello, sobre todo si aquella posición es contraria el orden impuesto y las lógicas dominantes. Si nuestra posición es la de la resistencia y además la confrontación al sistema capitalista y la autoridad, como es el caso, claramente el camino se vuelve difícil, ya que sabemos por experiencia que el Poder no escatima gastos para acabar con sus enemigos tanto ideológicos y físicos.

Es debido a lo anterior que el problema carcelario surge con frecuencia en las temáticas y planteamientos de quienes se consideran a sí mismos como anarquistas, ya que esa es la forma en que el Estado suele neutralizar más frecuentemente a quien no está de acuerdo con su autoridad. De esta forma hemos aprendido a ver nuestra lucha, algo similar a una cuerda floja que vacila entre terrenos prohibidos y sueños hermosos.

Por lo mismo constantemente surgen iniciativas que buscan agitar las ideas en contra de la cárcel y criticar este nefasto método de control social de diversas formas y también con distintos trasfondos. Durante este mes son varios los llamados a manifestarse contra la sociedad carcelaria, los encarcelamientos de compañeros, las cartas y comunicados de presos y, en fin, los gestos que demuestran que existe una constante tensión dentro y fuera de las murallas.

En este número hemos querido abordar la temática de la cárcel, obviamente sin dejar de lado otros temas de interés. Nuestra motivación es contribuir a difundir aquellos gestos anticarcelarios que se han concretado en el último tiempo, así como poner sobre la mesa una temática que nunca debe olvidarse. Abajo los muros de las prisiones y que los pájaros vuelen en las más impredecibles direcciones.

En el próximo número, publicaremos un artículo sobre la huelga de hambre que están llevando adelante los compañeros de la Conspiración de Células del Fuego (CCF) y la represión que afecta a su entorno solidario.

Finalmente, saludamos la convocatoria a jornadas solidarias, propuesta por los compañeros en prisión, del 10 al 20 de abril, como también la salida en libertad del compañero Diego Ríos.

Grupo Editorial de El Anárquico

Abril 2015.

En la edición de Abril :

  • Editorial: Abajo los muros de las prisiones
  • El sistema carcelario y su contexto neoliberal
  • La decision debe ser siempre nuestra
  • Yo conocí a un combatiente – Palabras de un compañero de universidad de Eduardo Vergara
  • Muros – Breve biopsia del encierro
  • Trapos rojos – La verdad detrás del golpe de estado en Venezuela –
  • Caminando contra la sociedad carcelaria – Sobre la cárcel, el abuso y la resistencia

Mas articulos, comunicados y breves reseñas en el interior.

 

Numero de paginas: 12
Formato: Periódico
Aporte sugerido: $200