TRIVIÑO RECOMIENDA: “Nuestra única propuesta es el conflicto”

Nuestra única propuesta es el conflicto

Documentos en torno a la proyección insurreccional del movimiento anárquico

La siguiente recomendación se escribió con la idea de exponer algunos puntos presentados en el libro, no se exponen los alcances o comentarios propios de quien escribe pues se trata de una recomendación; de lo anterior no se sigue que no me encuentre disponible a conversar sobre el libro, cualquier comentario, por favor, al correo de la biblioteca.

Los que hacemos no tememos equivocarnos, tememos sólo perder la capacidad de darnos cuenta que nos equivocamos.

Primero que todo, “Nuestra única propuesta es el conflicto” es solo un libro, jamás ha pretendido ser otra cosa más que un libro, pero como tal es que se posiciona como un material capaz de tensionar a quien lo lea y llegar a la reflexión de ciertos puntos, puntos que –personalmente- se plantean como transversales para efectos de nuestra práctica y de nuestro (re)pensar(nos). Las secciones o temas tratados pueden ser ya obvios para muchxs compañerxs con algo de experiencia pero, reitero, me parecen ser una discusión necesaria.

Lxs hijxs de las revueltas del 2006 y 2011 ya han crecido en edad y madurado sus mentes, debemos aprender, proyectarnos y ser estratégicos. Las acciones donde nuestrxs amigxs, afines y compas han dejado cuerpo y sangre deben ser hechos de aprendizajes; hay una necesidad de pensar la conflictividad anarquista según el territorio donde nos encontramos, el conocimiento surge de la práctica… y las piedras están en el suelo, las soluciones en nuestras manos.

El libro se divide en las siguientes secciones.

Necesidad de una proyectualidad anarquista:

Pensemos nuestro actuar, ya sea en ámbitos específicos o no. Hablar de nuestras prácticas va de la mano con pensar los objetivos simbólicos, concretos y conocer –y rechazar- los objetivos parciales por ser objetivos reformistas y desmovilizadores.

¿Qué significa estar preparados, tener una proyectualidad insurreccional?

Estar preparados significa que a nuestra presencia se le agrega el conocimiento de lo que hacemos y lo que queremos hacer. Proyectarnos a corto, mediano y largo plazo no significa que nos regiremos por una planificación estricta, eso sería negarnos como individuxs y negar nuestra más hermosa capacidad del decir “no”, y casi sería ponerlos a la par de las ideas etapitas de acumulación (cabe señalar que el libro diferencia la idea de acumulación –la niega- de una idea de procesos que se llevan a cabo desde las tensiones y formas de lucha que cada individux, colectivo, grupo, etc se propone).

Lo interesante de este capítulo va un poco más allá de pensar en los objetivos que debemos atacar, apunta a trabajar el aspecto individual, la responsabilidad individual y la responsabilidad colectiva; y la idea de una red de individuos vs grupos de afinidad.

Tensión y anarquía

La primera parte de este capítulo trata de algo que muchas veces es tema de discusión en nuestros espacios: la forma del hacer desde el individux en el sentido de analizar las excusas y no de criticar la dimensión de lo individual completamente. En la segunda parte se aborda lo que es la tensión, de qué se habla cuando se habla de tensión, qué no es y qué consideran los autores que sí es, en tanto que esta es la que impulsa y proyecta las prácticas. Estas reflexiones surgen en la propia dinámica de nuestras peleas, en los problemas, espacios y en cada paso dado y que se dará. La tercera parte se trata de las proyecciones, espacio más abierto pero que se presenta como la necesidad de una responsabilidad individual.

Hay ciertas cuestiones que sería bueno plantear, con la idea de fomentar el interés.

No todo puede reducirse al cotidianismo, a la práctica individual: que todo sea conflicto no significa que sea el mismo conflicto, pelear es elegir cómo y cuándo. Este apartado discute el falso individualismo que confunde lo ético con el uso indiferenciado de la fuerza, pasando al cotidianismo como practica esencial de la individual. La fuerza anárquica está dada por la lucha, lucha que debe ser inteligente, valerse de toda la inteligencia posible, la cual surge solo de la práctica constante.

Siendo sincera, este libro me intereso bastante debido a los últimos sucesos avenidos en el espacio donde me desenvuelvo, la muerte, encarcelamiento de compañeros, huelga de hambre, montajes y estallidos revoltosos de una noche que podría llamar una noche negra. Hay muchas cuestiones que me hicieron pensar mis y nuestras prácticas insurreccionales y cotidianas. El Poder piensa y actúa en nuestra contra, como nosotrxs contra él, porque estamos en su dominio y así han arremetido en nuestra contra y contra de muchos movimientos sociales (quimeras que se alojan en el regazo del ciudadanismo en su gran mayoría), y que podamos salir victoriosxs de las luchas que decidimos pelear es solo tarea nuestra; reitero: La fuerza anárquica está dada por la lucha, lucha que debe ser inteligente, valerse de toda la inteligencia posible, la cual surge solo de la práctica constante.

 

 Editado y maquetado por: Anarquistas del Rio de la Plata.
Autor/es: Anarquistas Rio de la Plata, 2014
103 páginas
Disponible para préstamo en la biblioteca.

TRIVIÑO RECOMIENDA: “UN RESQUICIO PARA LEVANTARSE”

 …La realidad de la cárcel sólo la conocen quienes la padecen: nosotros los presos. Lamentablemente la población reclusa se divide en dos tipos de presos: los convencionales, cuyo único objetivo es extinguir su condena a la mayor brevedad posible en condiciones regimentales “cómodas”; y nosotros, A.P.R.E.(r), los denominados irrecuperables, término que no deja de ser cierto, dado que estamos irrecuperablemente concienciados de nuestra condición de seres humanos, y nuestro objetivo es cumplir nuestras condenas renunciando a las comodidades regimentales en defensa de nuestra dignidad y los derechos que las leyes nos reconocen. A.P.R.E.(r)..

Javier Avila Navas

Javier Ávila Navas nos cuenta su vida y como fue el paso por los reformatorios y prisiones que tubo que afrontar desde pequeño, siempre “el niño” como le dicen, se mostró refractario y rebelde, así lo demostró con sus reiterados intentos de fuga, algunos mas exitosos que otros, si bien, Javier comenzó su larga historia de presidio por robar autos, luego salto a los atracos y robos de tienda, enfrentando a los 13 años su primera privación de libertad en un reformatorio del cual escapo 17 veces, a los 18 años Javier enfrenta la cárcel, ya siendo adicto a la heroína comienza una carrera desenfrenada por conseguir dinero por lo cual comienza atracar bancos, aun así, en la cárcel Javier conoce la amistad y la solidaridad, y desde allí con sus compañeros de presidio lucha por la dignidad, la libertad y la justicia y es así como se va fraguando el camino del A.P.R.E.* (Asociación de Presos En Régimen Especial) donde intenta contra viento y marea organizarse con sus compañeros para hacer frente a lo que en ese entonces comenzaba a ser “la cárcel dentro de otra cárcel”.

A las penas que ya sufría vinieron a sumarse nuevas condenas. Ha pasado veintiocho años de su vida encarcelado, muchos de ellos en régimen de aislamiento. En 2005, estando en tercer grado, fue a atracar un banco y recibió, por la espalda dos tiros de un policía que estaba allí, uno dio en su muñeca y el otro en su espalda, este ultimo se la partió en dos. Javi quedó en silla de ruedas. Ahora está en libertad condicional.

Este libro servirá para conocer mas sobre la evolución de la carcel, como se a vuelto cada vez mas deshumanizadora y aniquiladora, para conocer el testimonio de primera persona de un compañero que lucho toda su vida contra ella, la vio mutar con los años y hoy nos comparte sus reflexiones anécdotas e historias mas personales. Javi, protagonista de fugas que bien podrían definirse como: la maestría en la sensibilidad, el arte en la evasión y la audacia en la sublevación, a diferencia del trato inhumano que les imponían sus verdugos, el dio cátedra en humanidad y sensibilidad para con sus rehenes, quien lea este libro aprenderá de sus errores y de sus aciertos sin duda es un testimonio que hace reflexionar sobre verdadera justicia, integra y leal. Contraria al capitalismo y al individualismo, amante de la solidaridad y la comunidad.

 Un resquicio para levantarse. Historia subjetiva del APRE.

NOTAS


  *Asociación de Presos En Régimen Especial, los sumisos atrapados por los grados, los permisos y la quimera de la reinserción, los rebeldes en régimen de máxima crueldad. Los A.P.R.E. Se encontraban reducidos a una cárcel dentro de la cárcel en los talegos de alta seguridad construidos especialmente para ellos. Pero aún se atrevían a intentar la fuga apoderándose por las malas de las cárceles y de los carceleros para usarlos como rehenes. Si no la lograban, aprovechaban la situación creada para denunciar su inhumana situación y plantear sus reivindicaciones

 Editado en $hile por: Editorial Crisol
Producción: Tokata/La Gatonera/L’escafandre/Asamblea de Apoyo a Presos de Madrid 2013
Autor: Javier Avila Navas
256 páginas
Disponible para préstamo en la biblioteca.

TRIVIÑO RECOMIENDA: “TRAS LA CRESTA DE LA OLA”

Si hay una cuestión que nos diferencia del común de lxs cuidadanxs es la manera en que nos desmarcamos de la visión de mundo que éstos tienen, incluyendo también la forma en cómo entendemos los movimientos sociales o episodios de movilización rechazando la visión mecanicista y profética cíclica del mundo y sus procesos.

***

img031Durante los últimos seis años, varias ciudades alrededor del mundo han sido testigos de momentos de agudización intensa de lucha social: Atenas, Londres, Barcelona, Cairo, Oakland, Montreal, Estambul, etc. Hace una década lxs anarquistas de todas partes del mundo se hubieran reunido para participar en una única contracumbre. Hoy, muchxs han participado en levantamientos de meses de duración en sus propias ciudades, y seguramente hay más por venir.

Pero ¿qué hacemos después de la cresta de la ola? Si no se puede destruir el capitalismo por medio de una revuelta general, debemos preguntarnos qué es lo más importante en estos momentos claves: qué esperamos obtener de ellos, cómo encajarlos dentro de nuestros horizontes a largo plazo y cómo aprovechar al máximo el periodo de declive que los sigue. Esto es especialmente urgente hoy en día, sabiendo que seguramente se acercan más movilizaciones.

A estos fines, se ha organizado un diálogo con lxs anarquistas en algunas de las ciudades que han atravesado estos climax de conflicto, incluyendo Oakland, Barcelona y Montreal. Ésta es la primera de una serie de reflexiones que se derivan de aquellos intercambios. En estos debates, casi todxs lxs participantes expresaron que era realmente difícil formular sus pensamientos: “No sé porqué, pero cada vez que intento tratar el tema, me deprimo”. Esta reflexión sugiere un problema más amplio. Muchxs anarquistas dependen de una narrativa triunfalista según la cual tenemos que ir de victoria en victoria para sentir que hacemos algo.

***

Los movimientos tienen un ciclo de vida, inevitablemente llegan a un cenit y comienzan a apagarse lentamente. Si nuestras estrategias se basan en un crecimiento sin fin, nos predisponemos a un fracaso inevitable. Y si nuestra moral está determinada por este tipo de discurso y narrativa, es aún más peligroso. Aceptar estos declives no es aceptar una muerte del movimiento, sino saber que hay que aprovecharlo al máximo para  poder fortificarnos pensando en relaciones/acciones que inspiren movimientos futuros y a la vez señalar que es lo que otro tendría que hacer para trascenderlo.

Precisamente, no queremos diluir nuestras propias experiencias y críticas de los problemas sociales. Buscamos posicionarnos en conflicto tanto con el sistema dominante como con su potencia de recuperación, aprovechar los momentos de declive y no centrarnos en los conflictos más visibles y a veces ilusorios, sino que enfocarnos en cuestiones más difíciles de dilucidar.

***

…Este libro por fin se termino de encuadernar artesanalmente a las 4 de la madrugada el día después de la feria del libro anarquista de argentina Bs. As., donde debería haberse presentado, en el calor de diciembre de 2014…

Tras la cresta de la ola. El ciclo vital de los movimientos.

 Editado y maqueteado por: L’anomia Ediciones.
Traducción: Colectivo Aprócrifo.
Titulo original: After the crest.
Producción original de: Crimethinc
134 páginas
Disponible para préstamo en la biblioteca.

Triviño Recomienda: “Hechos para ser libres”

Febrero de 2007, primer día del mes. Una pequeña llave artesanal logra abrir unas esposas. Cuatro personas y un puñado de revólveres fue lo necesario para fugarse de la custodia de los carceleros desde un tribunal. Así de simple, por muy fácil que parezca.

Los titulares eran increíbles. “Mortal baleo en fuga desde tribunales” publicó La Segunda; “Fuga y tiroteo dejan un muerto y dos heridos” fue el que eligió La Tercera. Imposible no recordar aquel sábado de noviembre de 2002. “Sangrienta fuga desde la cárcel de Rancagua dejó 3 gendarmes, 2 peatones y un preso heridos a bala” tituló La Cuarta para referirse a la fuga de nueve presos.

Es curioso que siempre hablen de fugas “sangrientas“, “mortales” y de heridos.

Curioso porque nunca hablan de cuando a lxs presxs se les golpea de manera sangrienta, mortal y de cuando se les deja heridos. Aún hay gente diciendo que en la cárcel se golpea, que se tortura.En ese sentido, este texto calza como anillo al dedo, porque no viene a teorizar, sino que a mostrar con hechos de qué hablamos cuando hablamos de tortura.

Los carceleros actúan en grupo. Cuando golpean a uno, es como si golpearan a todxs. Es cosa de recordar cómo vivió sus meses en prisión aquel chico acusado de quemar un camión de Gendarmería durante una protesta estudiantil hace casi tres años (saludos para ti, hermano). El constante hostigamiento y tensiones que recibió de los carceleros, todo porque les atacó.

Hay varias maneras de atacar a Gendarmería, y a veces la que más les duele es dejándoles en ridículo a ellxs y a sus sistemas de seguridad, inteligencia, información, análisis y todas esas cosas que no saben ocupar. Una fuga es un golpe, y acá hay cuatro fugas. Cuatro golpes.

Y si hay fugas fallidas, clandestinidades rotas o cadenas que parecen perpetuas, dependerá de cada quien mantener en el cielo por lo menos una estrella que refleje esperanza. Todxs pisaremos la calle. “Ninguna cadena será perpetua“. Vamos a ver.

 

Hechos para ser libres
36 páginas
$500

 

Puntos de distribución:

 

SANTIAGO: Sarri-Sarri Distro & Records San Ignacio de Loyola #75 – Local 31 (Metro Moneda)
Lunes a viernes de 11:00 a 14:30 y luego de 15:30 a 19:30
VALPARAÍSO: Biblioteca Los Lecheros Pasaje Petarca s/n (Cerro Los Lecheros, detrás del Jumbo)
Martes y jueves de 16:00 a 20:00

 

DISPONIBLE  PARA CONSULTA EN LA BIBLIOTECA